jueves, 24 de julio de 2014

UN CALOR QUE DA IDEAS (BERGAMO Y LA FILANDA)

                          Hola soy Ilia, el otro día cenamos en Bérgamo, que es una ciudad preciosa a la que mis padres ya habían ido y les gustó tanto tanto que decidieron traernos también a nosotros. El caso es que Bérgamo es como dos ciudades, una abajo, normal y corriente, como Pamplona o las demás; y otra arriba, preciosa, como de cuento de hadas, con una plaza que a mi abuela la enamoró y una fuente en medio. Además, se sube en funicular y la tía Mertxe se pegó todo el viaje cantando una canción que dice "Funiculí, funiculá..." porque estaba contenta. 




Nos sentamos a cenar en la plaza esa que os digo que es muy bonita y la verdad es que hacia un calor impresionante. Los mayores se pusieron a picar de todo y pidieron unos aperitivos muy raros, como naranjas, que yo no les había visto nunca y me dijeron que es que eran italianos. Me aburría un poco y de repente se me ocurrió una idea buenisima para hacer una manualidad :



                       ¡UN DIBUJO DE
                                                   GOMA EVA!                                    
AQUÍ VAN LAS COSAS QUE NECESITAS:

-Una cartulina del color que quieras
-Un folio
-Lápiz y goma
-Goma eva del color que quieras 
-Cola
-Y rotuladores permanentes de colores

PASOS A SEGUIR:
                                                           
1.Coges la cartulina  y eliges el dibujo, mmmmmm ¡Ya lo se, yo voy a hacer una chica tomando el sol en la playa!

2.Coges el folio y dibujas lo que has decidido con el lápiz y la goma.

3.Coges la goma eva y recortas las formas que necesites y compruebas                                                    que las has recortado bien (poniéndolas encima del dibujo)

4.Pégalas con cola (no con pegamento de barra) y con los rotuladores haces los detalles pequeños.       




                                   ¡Y ya tienes tu dibujo!



Yo lo voy a intentar en cuanto vuelva a casa porque estos dias, de vacaciones, lo estamos pasando muy bien y estamos yendo a tantos sitios que no me da tiempo de hacer nada (más que escribirle una carta a Lourdes, mi tutora de el pasado curso, que nos dijo que, si queríamos, le escribíeramos este verano). Lo demás, sin tiempo para nada porque mis padres se pasan todo el tiempo organizando excursiones: Venecia, Verona (que no os cuento nada porque Iruña quiere escribir ella), Milán y, sobre todo, la piscina de La Filanda, en Manerba, que tiene unos socorristas muy graciosos (a Iruña le parece que uno, además, es guapo) y nos hemos inventado una historia muy divertida sobre socorristas asesinos y les hemos puesto nombre: Faletini, Kaus, Moscou -porque tiene mousculitos-, Avia, la chica, y "el otro" o barbas. El problema ha sido cuando nos hemos fijado que Kaus hablaba español tan bien como nosotras. Habíamos dicho tantas tonterías que hasta mamá se ha puesto colorada. ¡¡¡Qué risas!!!!

domingo, 20 de julio de 2014

LAS COSAS DE IRAI (III)

Empezamos la segunda semana de viaje por Italia. Ya en familia, porque el viernes llegaron mi madre, mi tía y mi hermano. 



Ilia sigue empeñada en reforzar qué quiere ser de mayor: escritora, cocinera, pintora, compositora, diseñadora de moda y, ahora también, presentadora de televisión. 

Irai la ha oído tanto que tiene ganas de planificar su futuro, así que ayer me dijo:

-Mamá, yo también sé qué quiero ser de mayor: fantasma, zombie, pirata y también gorila, pero eso si: gorila macho.

Hay que querer a los hijos con sus distintas sensibilidades...



Hoy hemos visitado Il Porto de San Felice. Una belleza. Después de cenar, cuando nos volvíamos hacia el coche, un perro feo, con cara de malas pulgas y afónico ha asustado a Ilia, pero Irai, en seguida me ha dicho:

-No te preocupes, mamá, yo siempre ofenderé a Ilia.



Quiero creer que lo que pretendía decir es que la iba a defender. Por si acaso le he explicado a Ilia que, si alguna vez se le acerca un chucho amenazante, lo mejor es darle una patada y mandarle a la luna... 



Felices sueños. Sigo pensando que descubrir el mundo y a tus propios hijos son las dos mejores aventuras que nadie pueda imaginar. El placer es poder hacer las dos cosas a un tiempo. Un placer que, soy consciente, es tremendamente efímero...




sábado, 12 de julio de 2014

NUESTRA QUERIDA GLADYS (o Montpellier, Genova, Cremone)

Hace unos años los Reyes Magos nos regalaron un GPS al que toda la familia le cogimos muchísima manía porque se pasaba todo el día diciendo:

-Recalculando, recalculando...

Al final, se lo regalamos a Irai, que tendría dos años, para que jugara con él.

El caso es que para este viaje cruzando Francia y metiéndonos en la Italia profunda decidimos que necesitábamos urgentemente uno, a pesar de nuestras iniciales reticencias. Lo instalamos en el portal de  casa, justo al ir a coger ruta hacia Montpellier e Ilia, que siempre tiene ideas brillantes, decidió bautizarle para que le cogiéramos cariño. El caso es que desde entonces se llama Gladys.



Gladys es ya una más de la familia. Tanto, que Irai ya discute con ella.

-¡Gladys! -le dice, enfadado -no sigas repitiendo ñumiñá, ñumiñá, que te estás poniendo muy pero que muy pesada. (Irai se refiere a la manera de Gladys de pronunciar Juvignac).



La verdad es que yo no hablo francés como Rousseau pero me apaño lo suficiente como para no morirme de hambre ni de sed si me quedara a vivir una temporada por la France; pero Gladys tiene un acento verdaderamente espantoso. Tanto que todos nos morimos de la risa cuando dice el nombre de las calles por las que tenemos que pasar. El jueves nos dijo:

-Gire a la derecha y coja la 2ª salida en dirección a "profeseurdelafleuriestarmoscui". 

Irai, con ojitos brillantes, nos informó:

-Ya habéis oido que Gladys me ha dicho por fin que me quiere...

Así que, después de las carcajadas, oficialmente, Gladys es la novia de nuestro hijo pequeño. ¡Y nosotros que pensábamos que la primera que nos iba a traer compañía iba a ser Iruña!

El hotel de Montpellier (en realidad de Juvignac) fue el Golf Hotel Montpellier. Nunca habíamos ido a un hotel para golfos, así que abrir las ventanas y ver esas extensiones de hierba y de hoyos resulta de lo más relajante. Montpellier no lo conocíamos, pero tengo que decir que es mucho más que el acueducto, casas señoriales, plazoletas recónditas y, por supuesto, su espectacular arco del triunfo.




Cenamos en uno de los Bistrot que nos recomendó tripadvisor: Le Bistrot D`Alcó. Excelente. A todos nos encantó lo que elegimos. A mí mi tartar de boeuf,



pero sobre todo a Ilia le enloqueció su parmentier de canard. Sobre el fondant de chocolate en crema inglesa que me pedí, no puedo decir mucho porque Irai lo probó... y me quedé sin ni un solo trocito. Eso sí, a cambio me cedió gentilmente su helado de casis.

Luego, Gladys nos dirigió hasta Génova. Como soy un poco inculta para esas cosas, pensaba que, al ser una ciudad portuaria sería casi tan fea como Napoles, que me pareció la única ciudad fea que conozco de Italia y, además, fuimos en plena huelga de basuras, que siempre enrarece un poquillo el ambiente... 

Estaba equivocada. Génova me ha encantado. Sobre todo la plaza de la catedral de ese blanco y gris claro marmoreo de las catedrales italianas, las calles estrechas, las casas con persianas de madera verdes abatibles, las fruterías, las tiendas de antigüedades a las que nunca entraré porque una no puede comprar antigüedades si quiere ahorrar para hacer estos viajes en familia...





No os voy a hablar del hotel en el que estuvimos porque, tal vez no haya sido en el que más he acertado. Le he dicho a Ion que me parecía muy "genovés" y él me ha consolado diciéndome que a él le gustaba porque le recordaba a Askarrena, una de las casas de su pueblo cuando era niño. Bueno, vale...

Descubrimos un barrio pesquero que se llama Boccadasse. Maravilloso. Había luna llena. La puesta de sol era rosa y lila. Espectacular. Después cenamos en la pizzería Antico Borgo porque los monstruitos estaban ya ansiosos por comer pizza auténticamente italiana. Estaban riquísimas y, además, descubrimos, la Farinella, un pan típico de Génova. Y yo, por supuesto, me pedí un plato de Bresaola con rúcula y queso parmigliano y comiéndolo pensé, como siempre que ¡¡¡¡¡Adoro Italia!!!!







Hemos salido esta mañana camino a Manerba del garda. Gladys se empeñaba en llevarnos directos pero hemos parado en Cremone que, desde luego, era una opción mejor para comer que un restaurante de carretera. La intuición nos ha llevado hasta la Ostería Sant Michel; después de comer y disfrutar de una comida especiada y sabrosa (y de la copa de vino más curiosa que me he tomado en mi vida), hemos descubierto que también era uno de los lugares catalogados por Tripadvisor como "Excelente").




Yo creo que Gladys está compinchada con esa página web, pero no voy a quejarme porque, por ahora, hemos acertado.

Nuestra guía se ha puesto las pilas y ya estamos instalados en nuestra base de operaciones. Manerba di Garda. Si no lloviera, esto sería el Paraíso. Claro que siendo de Mordor (digo, de Pamplona) nos podemos quejar del tiempo que hace en el resto del mundo....


miércoles, 9 de julio de 2014

RESUMEN SANFERMINERO DE LA FAMILIA EDÉN TXIKI

Los sanfermines son unas fiestas maravillosas, pero también agotadoras. Hoy, ninguna de las tres tenía demasiadas ganas de escribir, así que os hacemos un resumen gráfico de estos 4 días de fiesta, música, bailes, comidas, salidas, entradas, juerga, gigantes, cohetes y todos los demás etcéteras. 

Ahí va



video

domingo, 6 de julio de 2014

VIVA SAN FERMÍN!!!!

Hoy quería hablaros de San Fermín pero os dejo la entrada hecha desde primera hora porque es 6 de Julio y todo el mundo sabe que, en Pamplona este día el que más y el que menos se lía y termina pensando que la noche le confunde.

A nuestra edad, tú sabes quien es de Pamplona porque, durante la semana pasada, en algún momento, te ha dicho:

-Yo, este año, solo voy a salir el 6 de Julio.


No es verdad; luego saldrá. Pero es el síntoma de que ese dia piensa darlo todo, ir a muerte como si no hubiera un mañana, como si los hijos no estuvieran durmiendo en casa de los abuelos y no hubiese en el mundo lavadoras de ropa blanca que poner.

Porque esa es otra... ¿quien fue el lumbrera que propuso que todos fuéramos de blanco en los días que, por definición, más te vas a manchar de todo el año? Eso, por no hablar de la faja y el pañuelo rojo que, en algún momento indeterminado se colará en la lavadora dejando todo de un tono rosita perpetuo.

Y lo mal que sientan los pantalones blancos si no tienes unas piernas de top model. Ion dice que soy una persona relativamente llevadera excepto el día que saco la ropa de san fermín, trato de entrar en uno de esos cabrones pantalones que, como todo el mundo sabe, encojen cada año dentro del armario y me voy a comprar unos nuevos que antes de probarme ya sé que me van a hacer el culo del tamaño de la plaza de toros. Que yo creo que todos bebemos tanto en estos días para olvidarnos de las pintas que llevamos y salvaguardar nuestra autoestima.

Con eso y con todo, reconozco que adoro los sanfermines y que el día 6 me levanto de la cama con esa sensación en el estómado que teníamos de críos cuando era la excursión del colegio. este año, los 2 champanes y el gintonic que nos tomamos ayer viendo "The Hole", igual ha influido algo... pero los demás años el 5 me suelo retirar a mis aposentos y la sensación es igual.



Pero miras por el balcón y todo el mundo se ha transformado. La gente viste de blanco (sin pañuelo, porque la tradición dice que hay que ponerselo a las 12, cuando explota el cohete), hay nervios por la calle, prisas, risas, expectación.

En nada, nuestra casa se llenará de amigos que vienen a almorzar nuestro menú mañanero de ajoarriero y magras con tomate. Después, el chupinazo, los bailes, la alegría, las salidas nocturnas, los gigantes con los niños, cabezudos, kilikis... las comidas con amigos, el toro de fuego, los encierros...

Yo soy una afortunada. Lo he vivido todo en San Fermín. La infancia en las mulillas, La adolescencia con mis amigas, en medio de la plaza consistorial para ver el comienzo de la fiesta apretadas como sardinas en lata. Los primeros besos, en sanfermines también. Los brindis. La locura. Un año, incluso tuve el privilegio de ser la encargada de tirar el txupinazo de inicio de las fiestas, ese que ven millones de personas porque lo enciende todo. Ahora intento compaginar día y noche, hasta que el cuerpo aguante.



Este año, por primera vez falta mi padre. El era tan sanferminero que, hace 44 años le entró la nostalgia en plena luna de miel y mi madre se lo trajo de vuelta para no tenerle el resto del viaje triste como una acelga. Nunca faltó desde entonces ni un solo día. Hoy le echaré de menos más que nunca. Es inevitable. Pero, aun así, sigue la fiesta.

Por eso, solo os digo.

¡VIVA SAN FERMIN!

¡GORA SAN FERMIN!

jueves, 3 de julio de 2014

PROYECTO 30 (II). MES DE JUNIO

Como ya os conté hace unos días, hace poco más de un mes decidí iniciarme en el "Proyecto 30".

No me voy a extender en las razones porque ya están AQUI. He cumplido, durante los últimos 30 días (31, en realidad) porque el 31 de mayo y durante todo el mes de junio he hecho una fotografía cada día. Unas veces sobre algo relevante que me había ocurrido ese día. Otras veces, simplemente, sobre algo que me ha llamado la atención. O sobre un símbolo de algo. O, sencillamente, para probar una nueva técnica fotográfica. O porque estéticamente me parecía que quería reflejar algo que me gustaba. O por curiosidad... 

La experiencia me ha gustado aun más de lo que me imaginaba. Tanto que creo que es el reflejo de la vida y que me ha permitido ser un poco más consciente sobre todo lo que ocurre a mi alrededor. Además, me ha permitido trabajar la constancia, porque cada día he tenido que buscar la foto del momento, sin dejarme un día. 

Este es el resultado. He hecho un collage de todo el mes y, después, pequeños collages agrupados. Dejo aquí también algunas de las fotos que más me han gustado.


El día de mi cumpleaños




Primavera en Belzunce






Ayuntamiento de Larrainzar


Escapada a Tenerife

Mercado de San Ildefonso (Madrid)



En definitiva: una bonita experiencia y un resumen visual de como pasa la vida. Ya la he empezado a seguir para guardar constancia de mi mes de Julio. Porque, como todo el mundo sabe, una imagen dice más que mil palabras. 

martes, 1 de julio de 2014

RYANAIR, GRAN MELIA, CLAVIJO 38 Y EL MYVEG DEL MERCADO DE SAN ILDEFONSO

Finalmente, del jueves 26 a ayer (lunes 30) hicimos nuestra escapada romántica. Una gozada.



Hemos ido a Tenerife muchas veces, creo que 16. Tantas que uno de mis proyectos vida es comprarnos alguna vez una casa allí para las vacaciones, para pasar largas temporadas cuando nos jubilemos, cuando queramos hacer una escapada, para pasar el fin de año en manga corta... De Tenerife tengo que reconocer que me gusta todo (creo que hasta los lagartos me parecen algo bello y fotografiable cuando estoy allí).



 Pero la verdad es que esta vez esa no era la idea del viaje. Queríamos descansar, relax, recargar pilas después de un comienzo de año largo y un poco complicado.  

Lo que ahora quiero hacer son algunas recomendaciones que se me ocurren a raiz de nuestra pequeña escapada:

La empresa "Aparca y vuela": Tú llevas el coche allí (esta a pocos kilómetros del aeropuerto de Barajas -Aeropuerto Adolfo Suarez ahora, aunque no creo que haya absolutamente nadie que le llame así-) y te llevan en microbús hasta tu terminal. Tras el viaje de vuelta llamas y ellos te vuelven a recoger y te llevan hasta el coche de nuevo... Todo a un precio estupendo; porque el aparcamiento del aeropuerto, como todo el mundo sabe, es un auténtico atraco a mano armada. Por muy poco dinero, también puedes hacer allí noche, antes de volar o si el vuelo de vuelta llega a Madrid muy tarde. el sitio es correcto... aunque es inevitable pensar en los moteles de carretera de las películas norteamericanas. Sencillo hasta el extremo, con escaleras exteriores y paredes blancas... Preparado para montar una película de ladrones tratando de escapar en una roadmovie. 

Ryanair: a pesar de la fama que suele llevar esa compañía aerea, nosotros hemos viajado bastante con ellos y la verdad es que nunca hemos tenido un problema destacable. Es cierto que en los asientos hay poco espacio y que las personas altas se tienen que agobiar; que las maletas tienen que tener un peso y unas medidas tan estrictas que siempre andas un poco estresada cuando haces la cola para entrar al avión pensando en que te van a pesar y a medir y, por medio centímetro, te van a meter un puro. Y es cierto que era para partirse de risa cuando todo el mundo empezaba a meter el bolso en la maleta, a ponerse las cazadoras, abrigos y, de propina, algún que otro sombrero... Pero, aun así, el resto resulta aceptable y, además, los precios son tan tan competitivos que permite que las familias puedan hacer grandes viajes que, de otra manera y en otro momento no hubiera sido posible hacerlo. Han democratizado algo tan increible y maravilloso como es el viajar, sobre todo cuando tienes familia numerosa (que no es lo mismo tener que coger un billete o 5), que de eso sabemos algo Ion y yo.



Además, en los últimos tiempos han decidido hacer algunas mejoras, para fidelizar clientes: han empezado a reservar asiento de manera automática para todos los que no compramos prioridad de embarque (la mayoría) y dejan llevar un segundo bulto dentro de la cabina (vamos, que ya no habrá que hacer malabarismos para meter el bolso dentro de la maleta).

Goldcar: ya he dicho que hemos ido 16 veces a Tenerife y todas hemos alquilado un coche en compañias como Avis, Cicar... Siempre bien, sin contratiempos, ni problemas, ni letra pequeña. Hasta esta vez. Goldcar son unos piratas, de esas empresas que sabes que cuando un escandinavo cae allí a alquilar un coche se marcha pensando en que España anda así porque somos unos piratas. Teníamos contratado el servicio con Logitravel y, al llegar a las oficinas de Goldcar nos obligaron a pagar 58 € más para sacar el coche o, si no, no nos lo daban. Teniendo en cuenta que habíamos pagado los 3 días de alquiler por adelantado, lo tuvimos que pagar para no perderlo. Nos dijeron que, a la vuelta, si devolviamos el depósito lleno, nos devolverían el dinero de la gasolina y, después de muchos problemas, nos han devuelto 21 € menos porque lo consideran (sin avisárnoslo ni de manera verbal ni por escrito) que son "gastos de gestión". Por supuesto, hemos presentado un reclamación y esperamos que una empresa que funciona bien como es Logitravel, decida no contratar nunca más este servicio con ellos, habiendo en las islas empresas mucho más solventes y que ofrecen mayores garantías y una imagen mejor. Este es el único pero que han tenido nuestras vacaciones.

Hotel Gan Meliá Palacio de Isora: en todos nuestros anteriores viajes vamos al norte, que es la parte de la isla que más nos gusta, pero esta vez queríamos un hotel maravilloso para celebrar nuestro 20 aniversario y, al final, nos decantamos por este. Fue un auténtico acierto. La piscina infinity es maravillosa,



 las habitaciones enormes, cómodas, acogedoras, la decoración cuidada, tonos blancos, mucho verde, agua, jardines, lagos, sofisticación fresca... La comida muy aceptable, sobre todo el desayuno y esa posibilidad de empezar el día con un cóctel mimosa. La zona de adultos, libre de ruidos. El hombre del piano. El apple martini, el red russian...



Y, sobre todo sobre todo, las maravillosas camas balinesas al pie de las diferentes piscinas, para pasar un día al sol relajado, diferente, glamouroso, feliz...



Nos la ofrecieron en el Club Meliá... Que esa es otra curiosa historia, pero mejor lo dejo para otro día.

Restaurante Clavijo 38: el nombre no es muy glamouroso. Caímos allí por casualidad. Queríamos ir al japones del Hotel Abama y su estrella michelín a comer el domingo, pero resulta que ese restaurante no abre al mediodía, así que empezamos a buscar otras opciones y nos tropezamos con varios restaurantes cerrados así que elegimos Clavijo por casualidad. Queríamos ir a la Candelaria (que es un pueblo que tiene tanto encanto que siempre es un placer pasear por su calle principal) a comer camarones en uno de los bares de la plaza, mirando el mar y las esculturas de los guanches y la catedral; así que queríamos algo entre la candelaria y el Aeropuerto Norte para comer. Clavijo está en Santa Cruz, junto al Ayuntamiento,



 y allí comimos mejor que lo que recuerdo que lo hayamos hecho hace semanas (meses, tal vez). Cocina vasco-canaria leímos, con una sonrisa. Una mezcla curiosa tipo "Cherne a la bilbaina" o "Boletus canarios con queso de Idiazabal". Yo escogí de segundo un tartar de atún rojo con huevas de trucha que estaba tan tan sabroso y tan perfecto que posiblemente me acordaré de él para siempre.



Estas son todas mis recomendaciones sobre Tenerife, pero el domingo a las 12 de la noche llegamos a Madrid así que pasamos el lunes en la capi y, por supuesto, tengo que recomendar fervientemente

El mercado de San Ildefonso: estaba deseando conocerlo desde que en MyVeg decidieron que iban a poner allí uno de los puestos de comida preparada. Eso era antes aun de abrirlo. Bueno, es que, en realidad, llevan abiertos solamente alrededor de 3 semanas.



No me defraudó. Me pareció un sitio que este verano se va a poner de moda, multifuncional, amplio, con muchas posibilidades, delicatessen a precios accesibles, un puntito retro...






Seguro que iré muchas veces. Aunque eso no es mucho decir porque tengo que reconocer que iria al fin del mundo por las alcachofas con queso parmesano de MyVeg que allí lo sirven en unos cucuruchos de cartón para ir picoteando mientras te tomas un vino blanco. Fantástico.

Después comí en MyVeg y, aunque de segundo me decanté por los chipirones en cama de guacamole,



que son mi otra debilidad, tengo que reconocer que la crema de espárragos del aperitivo, el roastbeef con rúcula y la tarta crujiente de manzana estaban, sencillamente, soberbios. Hace 24 horas que estoy de nuevo en casa y ya estoy deseando volver...